Qué hacer si pierdes o te roban el DNI o el pasaporte en el extranjero

Es importante no perder la calma, y seguir los siguientes consejos.

La pérdida o el robo del DNI o del pasaporte es, sin duda, uno de los inconvenientes más molestos que puedes sufrir durante un viaje al extranjero. Descubrir de golpe que no estás en poder de la documentación que acredita tu identidad, además de un contratiempo importante, llena nuestra mente de interrogantes.

La primera pregunta -la más lógica- es ¿Dónde estará mi documentación? ¿La he perdido o me la han robado? ¿Si me la han sustraído, qué uso pueden hacer de ella? ¿Tendré problemas para salir del país… y por supuesto, la más importante es ¿Y ahora, qué hago? Antes que nada, no perder la calma y seguir los consejos del comparador de viajes Skyscanner.

Poner una denuncia en la policía

Si bien es cierto que se trata de un serio contratiempo, lo más importante es no perder la calma y denunciar el robo en la policía. Los agentes expedirán un justificante de la denuncia que permitirá solicitar un nuevo documento o un salvoconducto para salir del país. Este justificante aunque no te sirva para identificarte, sí te será útil como documento de viaje.

Acudir a la embajada o consulado

Resulta de gran utilidad informarte antes del viajar de dónde se encuentran las embajadas o consulados españoles en el país de destino. Ten en cuenta que si no existen, puedes realizar los trámites en las delegaciones diplomáticas de cualquier otro país miembro de la Unión Europea o por correo en la embajada española del país más cercano al que te encuentres.

En la embajada te expedirán un nuevo pasaporte o un salvoconducto que te autorizará a regresar a España en las 48 horas siguientes al trámite, pero no te podrán hacer un nuevo DNI. Para conseguir el nuevo pasaporte deberás rellenar un formulario, adjuntar la denuncia, aportar dos fotos de tamaño carnet y una copia del DNI o pasaporte.

Si no existe delegación diplomática española, puedes ir a la de cualquier otro país de la UE”

Como es muy probable que no dispongas de la copia, puedes presentar algún documento que acredite tu identidad (bono de transporte, tarjeta de crédito con foto, etc). Si tampoco cuentas con ninguno, bastará con la declaración jurada de un ciudadano español debidamente documentado.

Estar atento a posibles suplantaciones de identidad

El gran temor ante la sustracción de la documentación es el uso ilegal que pueda hacerse de ella. Por este motivo, resulta recomendable revisar movimientos bancarios, por si se hubieran llevado a cabo peticiones de créditos, o comprobar los registros de morosos. En caso de movimientos irregulares, la denuncia policial es tu prueba, y por ello, resulta aconsejable cancelar todas las tarjetas de crédito, y si se hubiesen hecho con alguna cuenta bancaria, notificarlo de la forma más rápida posible, a la entidad bancaria en cuestión.

Ser prevenido

Antes de viajar, infórmate del nivel de seguridad del país de destino y, como medida preventiva, inscríbete en el registro de viajeros del Ministerio de Exteriores. En caso de incidencias, todo será más sencillo.

Averigua si en el lugar al que viajas es necesario moverte documentado en todo momento. Si es así, entérate de si una copia compulsada es suficiente. En países menos desarrollados la policía puede pararte con frecuencia y solicitarle los papeles para imponerte una supuesta multa en caso de no llevarlos encima. En este caso, viaja con DNI y pasaporte y deja siempre en la caja fuerte del hotel uno de ellos.

Lleva la documentación en el lugar más seguro posible,Pasaporte ya que si te robaran el dinero o la cartera, ahí es poco probable que los busquen.

Y, finalmente, como no podría ser de otra forma en la era 2.0, guarda una copia del pasaporte y el DNI en tu correo electrónico o en la nube. Si te los roban o los pierdes, te facilitará las cosas. Si, por el motivo que sea, en el lugar de destino no puedes utilizar la red, fotocopia todos los documentos necesarios y guárdalos en lugares distintos. Toda prevención es poca.

 

 

 

Anuncios