Matrimonio islámico con efectos civiles en España

Todo matrimonio de un  ciudadano español, para que sea válido, debe realizarse según la normativa española que rige su estatuto jurídico personal. Es decir, todo español/a  y español/a de origen marroquí que desee contraer matrimonio  está obligado a obtener primero el CERTIFICADO DE CAPACIDAD MATRIMONIAL , que debe tramitarse, ante el Consulado español, más cercano a su lugar de residencia, si se hace fuera de España, por ejemplo en Marruecos, o en el Registro Civil, si este se celebra en España, que deberá presentar antes de la celebración del matrimonio ante los adules.

Por ello es recomendable consultar con un abogado para llevar a cabo correctamente este trámite. Ya que si contraen matrimonio sin obtener antes este certificado, dicho matrimonio NO será inscribible en el Registro Civil y no será reconocido a efectos de reagrupación familiar, herencias, prestaciones por viudedad etc ya que ese matrimonio en España NO existe. Así mismo los hijos que hubiere serían considerados NO matrimoniales.

En España el matrimonio bajo la forma religiosa islámica está reconocido ( Ley 26/1992 , que regula las relaciones de cooperación del Estado con las Comunidades de confesión musulmana establecidas en España, integradas en la Comisión Islámica Española, e inscritas en el Registro de Entidades Religiosa) siempre y cuando se cumpla con los requisitos legales.

la Ley 26/1992, de 10 de noviembre (RCL 1992, 2421) , en su artículo 7, determina las fases que se deben seguir para que el matrimonio contraído en forma religiosa islámica pueda inscribirse en el registro civil y tener efectos civiles, resumidamente “acreditar previamente los futuros contrayentes su capacidad matrimonial mediante certificación expedida por el Registro civil; envío, tras la celebración del matrimonio, de la certificación expedida por el representante de la Comunidad Islámica ante el que se hubiera celebrado el matrimonio al Registro Civil, para su inscripción “.

No es posible duplicidades de matrimonio, casarse en Marruecos, por la ley islámica, y en España por lo civil. Para contraer matrimonio civil es igualmente necesario iniciar el expediente de capacidad matrimonial, para el cual, entre otras cosas se solicita la fe de vida y estado de los contrayentes, el cónyuge de origen marroquí o marroquí residente o no en España, a partir de firmar el acto de matrimonio o “yuyia” figurará en el Registro Civil de Marruecos como casado/a y jamás será apto para superar el expediente de capacidad matrimonial, por lo cual, un matrimonio islámico, celebrado en Marruecos, sin acreditar la capacidad matrimonial, ni registrarlo en un consulado español, invalidaría la posibilidad de un matrimonio civil en España.

Anuncios