Comunitario con residencia española, que quiere optar a la nacionalidad española por residencia

Con frecuencia, hay confusión, sobre todo en la comunidad latinoamericana, de los plazos que hay que observar para poder solicitar la nacionalidad española.

Parte de la población residente en España, lo hacen al amparo de una nacionalidad de un país miembro de la Unión Europea, y eso les hace ser residentes de pleno derecho, conforme la legislación europea.

El problema surge, cuando residiendo en España con otra nacionalidad de la Unión Europea, pongamos por caso la italiana, muy frecuente en la comunidad argentina, quieren optar, siendo italianos en doble nacionalidad, a la nacionalidad española, pero con menos de 10 años de residencia legal, pues creen que con los dos años que se les exige a los latinoamericanos, es suficiente, y todavía se complica más el asunto, cuando creen que por el hecho de ser pareja de hecho, les da derecho, a un año sólo de residencia.

Ambas convicciones son un gran error. Si se ha residido  ” ab initio ”  con una nacionalidad comunitaria en España, se ha de cumplir 10 años de residencia en España, salvo si se hiciese con una nacionalidad portuguesa :

 

Nacionalidad por Residencia

Esta forma de adquisición de la nacionalidad exige la residencia de la persona en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. Existen casos en los que el período de residencia exigido se reduce; estos son:

 

– Cinco años: para la concesión de la nacionalidad española a aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado.

– Dos años: para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.

– Un año para:

– El que haya nacido en territorio español.

– El que no ejerció debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción.

– El que haya estado sujeto legalmente a la tutela (bajo la vigilancia de un tutor), guarda o acogimiento (el acogimiento que permite la reducción de residencia legal a un año es aquél en que existe resolución de la entidad pública que tenga en cada territorio encomendada la protección de menores y los acogimientos que estén judicialmente reconocidos) de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos, incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.

– El que, en el momento de la solicitud, lleve un año casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho.

– El viudo o viuda de española o español, si en el momento de la muerte del cónyuge no estaban separados, de hecho o judicialmente.

– El nacido fuera de España de padre o madre, (nacidos también fuera de España), abuelo o abuela, siempre que todos ellos originariamente hubieran sido españoles

Decir que el plazo de un año, sólo vale para matrimonios civiles o religiosos con efectos civiles, nunca parejas de hecho.

Cabría la adquisición de la nacionalidad, por ser de origen sefardí de una nacionalidad latinoamericana o no, pero aquí, el proceso y los plazos son diferentes.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: