Cataluña, golpeada por la empresa israelí, NSO

Quien quiera entender, que la comunidad hebrea, desde el inicio del conflicto, Cataluña y España, se ha mantenido al márgen, es del todo inepta. Ya desde el principio de su instrucción, el Fiscal General del caso, el Sr Maza, murió en Buenos Aires, en extrañas circunstancias, y se acusó, hasta la fecha sin pruebas, a la comunidad judía argentina.

Esta vez, la empresa israelí NSO, parece que ha vendido, a una institución pública o gobierno, para ellos de completa confianza, y seguramente con plena solvencia, con el dinero de todos, el software Pegasus, su software estrella, que aprovechando vulnerabilidades de la aplicación WhattsApp, permite espiar y recibir órdenes de hackeo, en los políticos escogidos. Ferran Torrent, expresidente del Parlamento de Cataluña, el exconseller, Ernest Maragall, incluso Ana Gabriel, exdiputada de la CUP. Esta hackeo y espía de políticos catalanes, no es nuevo, sino que parece que se ha hecho más extensivo, a otros políticos catalanes, como Puigdemont, o Alay entre otros, y que ello a conllevado unos gastos aproximados de 20 millones de euros, mientras el Tribunal de cuentas, exige cifras millonarias por la convocación de un referéndum, además, los tentáculos de la empresa NSO, y su software Pegasus, no sólo se extienden a España y su política de espía a políticos independentistas, sino a opositores al régimen húngaro y polaco, y es por ello, que la unión europea está investigando a esta empresa NSO, y su software Pegasus, porque en teoría, sólo puede ser vendido a estados.

La respuesta, del gobierno, ha sido, » diríjase a los tribunales de justicia «, y de NSO, » sólo vendemos a entidades públicas y gobiernos solventes «

Ahora la » patata caliente » está una vez más, en la Generalitat de Catalunya, pero no parecen que los tribunales españoles estén mucho por la labor. En este juego de ajedrez, parece que los judíos e intereses sefarditas, están en medio, como en 1492, como siempre, más si se recuerda la reciente campaña de nacionalizaciones españoles, que llevó a cabo el Ministerio de Justicia.

Alguna solución habrá que tomar.

Israel ataca Cataluña

La empresa israelí NSO, vende software a servicios secretos españoles

2,00 €